Cirugía de Párpados

Blefaroplastia

Este procedimiento puede ser practicado en adultos de todas las edades, sin embargo, esta intervención es de la preferencia de dos tipos de pacientes: los que por la edad presentan una caída de sus párpados superiores (piel redundante) y bolsas grasas prominentes en los párpados inferiores, y otros pacientes que por sus rasgos hereditarios buscan una mejoría en el aspecto del contorno ocular.

La blefaroplastia superior se realiza mediante una incisión a nivel del pliegue superior del párpado, retirando el exceso de piel y dejando finalmente una cicatriz imperceptible.

La blefaroplastia inferior se realiza con una incisión de  un milímetro por debajo de las pestañas, la cual se oculta fácilmente  en los pliegues naturales. En pacientes que no tienen exceso de piel en párpados inferiores, se pueden retirar las bolsas grasas sin hacer incisión en piel, mediante un acceso transconjuntival (mucosa por dentro del párpado inferior).

Los resultados de esta cirugía tienen un efecto notable y estético importante en el paciente operado, porque los ojos se tornan nuevamente vivos, dejando atrás el aspecto de cansancio que antes tenían.