Aplicación de Toxina Botulínica

Esta toxina produce un debilitamiento de los músculos que por su acción contráctil forman arrugas de expresión principalmente alrededor de los ojos. En esta zona es donde tiene su mejor efecto pues relaja el músculo orbicular que es el responsable de las “patas de gallina”, además al relajarse eleva la cola de la ceja.

También funciona muy bien en los músculos de la frente y el entrecejo.

Posterior a su aplicación el efecto comienza a notarse a las 48 horas  y  es permanente durante seis meses aproximadamente.